Crónica de un examen de danza

ballet - Crónica de un examen de danza
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

8:30 am

—¡Mariana ya son las ocho y media!

Fuck mama, te dije que las ocho. Mi cabello no se secará. Sabía que tenía que bañarme en la noche. Anyway, me sigo sintiendo cansada, dormiré un rato más.

9:00 am

—¡Mariana ya son las nueve!

—¡Fuck, fuck, fuck!, me sigo sintiendo cansada… ñum ñum ñum…

(9:17 am)

……. Ok, ya me voy a levantar.

Tranquila Cecilia, tomate todo con calma, sí hay tiempo.

1.– Toma agua

2.- Parte un limón y exprímelo, mete agua cuatro minutos al microondas, abre la llave de la tina para que se caliente el agua, saca el agua del microondas, viértela en el vaso con el jugo de limón y tomate el vaso.

3.– Pon música y metete a bañar. Recuerda apurarte. (Ojalá disminuyan estas ronchas que traes)

4.– Toalla, crema, pijama.

—¡Mamá mis ronchas arden con la crema!

5.- Toma el licuado que hizo mamá (Leche de soya, frutos rojos y avena), abre una lata de atún y lava una manzana. Pon aceite de oliva en tu atún y toma las tostadas de nopal.

6.- Siéntate a la mesa, desayuna, (no estaba dentro de mi ritual, pero en la tele estaba “historias horribles”, fue bastante interesante).

—Mamá por favor no hables alto, ando bastante zen.

—Mariana, ¿lavas los trastes que quedan?

¡God!, ¿es en serio?

—Los lavo llegando ma, ando zen.

Desayuna tranquila Cecilia. Oh, fuck, deberías apurarte.

—Mariana, ¿Ya nos vamos?

—Si ma, ya casi.

Mariana, apúrate.

7.-Mycinadol, masaje en la pierna y el pie izquierdo, círculos y líneas, mide el tiempo con la música.

11: 17 am

¿Qué mallas? ¿Las que son claras pero nunca has probado o las del color fuerte que sí has probado? Las claras seguro te van a apretar, pero son del color… A ver, si aprietan mucho, me pongo las otras. ¡Wow, vientos!, ¡No me aprietan nada! Bueno ya apúrate a vestirte.

8.- Leotardo azul real, calentador pijama, calentadores para las piernas, calcetines rosas fosfo, tenis blancos, toma la chamarra y ve por tus cosas.

9.- Baño.

10.- Agua al microondas, cuatro minutos de nuevo. Manzana en rodajas, sándwiches de crema de maní y granola. Come uno.

—¡Mamá! ¿Me puedes guardar dos de estos sandwichitos en un tupper y te comes otro?

10.- Lavar mis dientes.

11.- Zapatillas, zapatos de carácter, falda de centro, falda de carácter. Botas warm-up, audífonos, cargador, desodorante para pies, liga y un plátano.

—Má, ¿Ya lo pediste?

—Sí.

—¿Dónde viene?

—Ya está aquí en Topilejo.

12.- Checar la bolsita verde, los más importante, pins, redes, gel, ligas, cepillo de corazón y cepillo de muchas cerdas, ketorolaco, bla, bla, bla… perfume.

—Ma, ¿Dónde está el tupper?

—Aquí lo llevo, ¿lo quieres?

—No mejor sí llévatelo tú ma.

Bueno pues aquí vamos…

¡Fuck, fuck, fuck, el listón azul!

Vientos, tengo dos, me llevo los dos, uno está bonito y el otro feo. El bonito es del año pasado.

11:57 am

Camino a la academia Coppelius.

(Leyendo Lo profano y lo sagrado de Mircea Eliade, capítulo 2 “El tiempo sagrado y los mitos”) “A través de los rituales, regresamos o creamos a un tiempo mítico, mágico…”

12:12 pm

Llego a la academia. El poli y la señora que vende dulces me desean suerte. Abrazo a mi mami, le digo que la amo, y me desea éxito, no suerte. Ella también me ama. Me voy corriendo.

—¡Mira como viene esa niña!

—No se preocupe miss, ella se peina rápido.

Me voy al salón chiquito, y me comienzo a peinar. Llega una de las misses.

—Mira, sí te peinas rápido. ¿Te acabas de bañar?

—No miss me bañe como a las nueve, pero mi cabello se tarda en secar años, por eso me espere a peinarme acá.

—Ay, es que a mí me cuesta mucho peinarme con el cabello limpio, se me resbala, por eso le dije a Ximena que no se bañara, para que le agarrara bien el chongo.

—Sí, no me lavé el cabello, voy a llegar a bañarme. —Dice Ximena.

—Oh, quiero ver como te haces tu chongo. —Dice otra miss. —¿A poco sólo te haces un churrito?

—Sí miss, es que mi cabello es como raro.

—Sí, lo tienes muy delgadito.

Por la ventana mi mamá le pasa el tupper a mi miss con mis sándwiches de manzana y crema de maní.

—Si vas a comer come ahorita, es muy feo bailar con la panza vacía.

—No miss, sí desayuné.

13.- Calentar pies con la liga. Pliés, intento de barra.

14.- Moño azul en el lado izquierdo de mi pecho.

15.- Zapatillas y botas warm-up.

16.- Baño.

—¡Fuck, ya salió el otro set!

—Sí, tranquila, está en su descanso de café.

16.- Ketorolaco en el pie y pierna derecha.

17.- Un poco de calentamiento.

—¡Niñas, ya sonó la campana!

¡¡Fuck fuck fuck!!, quítate todo, falda de carácter, falda de centro y zapatos de carácter. Mano izquierda, dobladas por la mitad con los listones por fuera, zapatos en la mano.

Formadas por orden, pink, blue, white y yellow.

(“Good morning miss Cynthia, buenas tardes maestro”)

Barra

Eh, eh, eh, venga ese romantic style (literal, séptimo es ballet estilo romántico). Wujuuu, ¡estoy sonriendo!

¡Oh, fuck!, la de adelante se equivocó y por inercia la seguí.

Bueno pues lo que viene.

Centro

Fuck, mis pies me están matando, oh, por dios port de bra.

Venga ya, todo está bien.

Cuando salga, quiero llorar.

Todas nos tomamos las manos y nos echamos porras como podemos. Eso es lo que crean este tipo de presiones, amor, apoyo, buenos deseos, aquí nadie se envidia ni habla mal de la otra. Todas nos apoyamos. Nos deseamos lo mejor. Vaya, todas estamos sudando de las manos, queriéndonos tronar los dedos y nuestra respiración podría escucharse hasta China.

Creo que ese tronido de dedos se escuchó mucho.

Free movement

¡Venga!, de aquí soy.

Oh, por dios, mi mascada se atoro, creo que me equivoque. Bueno dale.

Carácter

¡Ajúaaaaaaaaaa! Vengan esas patadas, que suenen.

Bendita examinadora buena onda.

—Thank you for dancing for me.

¡AJÚAAAAAAAAAAAAA!

Salí y abracé a mi miss, vientos, no salí a llorar. El pianista dice que nos vio a todas muy bien. Sólo queda esperar los resultados. Hasta junio. El martes empieza octavo grado. Contamos todo, cómo nos sentimos, si se notó cuando nos equivocamos o parecía que nos íbamos a caer. Fotos, listones. Recogemos y nos vamos. A la salida mi mamá me da una bailarina de papel que hizo ella. Al fin. Todo ha acabado.

Todos tenemos nuestros propios rituales.

Señorita M.

Samuel Zarazúa (Ciudad de México, 1986) es bailarín, sociólogo y escritor. Estudió en la UNAM Letras hispánicas y Sociología, y Danza en el INBA. Ahora se encuentra viviendo en Lyon, Francia.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn