Los inadaptados: 20 poetas mexicanos en video

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Con el proyecto Los inadaptados, Patricio Agusti (Santa Fe, Argentina, 1981) realizó una serie de 20 videopoemas de autores mexicanos bajo la premisa de acercarse a la poesía desde la experiencia audiovisual: “Encontrarse con los textos a través de la lectura oral, las imágenes y sonidos, otorga una nueva dimensión de vivir la poesía”. Se trata de una exploración visual y sonora de poemas (escritos y publicados con anterioridad), que encuentran en este nuevo soporte una manera distinta de transitar y desarrollarse. Este proyecto implicó una larga investigación documental, el viaje a cada uno de los puntos donde los poetas radican, y posteriormente un proceso de edición. Es un proyecto realizado por un artista visual que le interesa la poesía como espacio de experimentación y punto de unión entre la palabra y la imagen en movimiento: “Uno de los mayores poetas del cine, Andrey Tarkovski, argumentaba que ‘la diferencia irreconciliable entre el cine y la literatura, entre la palabra y la imagen, radica en que uno usa palabras para describir el mundo, mientras que el cine no necesita de palabras: se nos manifiesta directamente’. Indiferente ante esta incompatibilidad es que me atrevo a poner luz sobre estos textos.”

T: Patricio, cuéntanos de que va este proyecto de videopoemas llamado Los inadaptados.

PA: Los inadaptados es una serie que tenía en la cabeza desde hace un tiempo con la intención de explorar nuevos caminos dentro del mundo audiovisual y que en un primer momento había preparado para realizar en mi país Argentina. La propuesta básicamente es utilizar un poema como punto de partida y realizar pequeñas piezas audiovisuales llamadas videopoemas. No sé si está bien aplicado el término porque no tengo conocimiento de si hay un corpus de que es lo que encierra un videopoema, pero quise utilizar el formato como un espacio lúdico y de experimentación. El segundo objetivo de la serie era poder captar diferentes estéticas, estilos y temáticas del país donde se realiza para tener un panorama diverso y a su vez poder viajar para encontrarme con las distintas voces.

T: Platícanos de tu relación con la poesía. ¿Cómo se ha dado? ¿Imagen y poesía, video, cine, poesía, cómo se llevan entre ellas?

PA: Entiendo la poesía como una actitud que puede darse en diferentes plataformas, disciplinas o hasta en la calle misma. Si la pregunta va específicamente dirigida al mundo literario, mi acercamiento a la poesía es menor. No tengo fanatismos, soy básicamente una persona curiosa que utiliza esta profesión de realizador audiovisual para sumergirme en diferentes universos temáticos y abordarlos desde el desconocimiento total hasta poder profundizar y nadar con cierta soltura. Creo que si hay un horizonte en esta propuesta que tiene que ver con lo poético y es algo que me ocupa, es la necesidad de seguir creciendo y experimentando en el uso del lenguaje.

T: ¿Platícanos por qué escogiste poesía mexicana para tu proyecto? ¿qué encontraste en ella? ¿por qué no poesía argentina?

Por que soy medio vagamundo y me lleva la idea de agarrar la mochila y salir de viaje. Quería empezar la serie en Argentina pero surgió la posibilidad de aplicar a la beca AMEXCID y fue así que tentado por la idea de viajar, me jugué por empezar la serie en México que es un país que tenía pendiente de visitar y que me dejó fascinado. Para ello estuve viajando por unas 15 ciudades, gracias a la onda de gente que me alojaba por couchsurfing y armado con mi mochila de viaje y otra pequeña donde llevaba mi cámara, mi laptop y un micrófono. Ahora espero este año empezar la segunda temporada en Argentina y luego en otros países que tengo en mi planes por recorrer.

T: ¿Qué tanto se trabaja en Argentina la poesía en otros soportes como el video? ¿Pudiste conocer lo que en ese campo se hace en México?

PA: Soy bastante ignorante del campo de la videopoesía en general, desconozco que se hace aquí y en el mundo con la videopoesía y trato de capitalizar esa inconciencia y no dejarme influenciar demasiado por otras corrientes del momento. Vengo de una formación en cine y creo que también puede verse ese bagaje en mis obras, a diferencia de otros artistas que trabajan con el género. Trato de aportar con mis piezas una atmósfera, un ritmo y una cadencia para que los textos se potencien y sean unidad con las imágenes.

T: Tú que la visitaste, que estuviste con algunos representantes, dime qué te parece la poesía mexicana.

PA: Tuve la suerte de encontrarme en un momento donde la poesía mexicana está atomizada. Existen una cantidad importante de poetas que se preocupan por encontrar un estilo propio y despegarse del resto. Por ello fue todo un desafío realizar esta antología y poder resumirla en 20 poetas. Imagínate que mi lista inicial fue de unos 100 poetas y eso que sólo tuve un mes para poder hacer la investigación de campo y resumirla en la lista definitiva. Más allá de eso, puedo decir que en mi experiencia con los poetas, pude llevarme muchas anécdotas y un intercambio que fue alucinante, de completa entrega y colaboración creativa.

 

T: ¿Qué sigue para Patricio Agusti? ¿El proyecto continúa, se extiende a otras literaturas, siguen nuevos proyectos?

PA: El proyecto seguirá por el momento, ahora estoy en camino de hacer la primera muestra de la serie en el Festival Internacional de Poesía de Rosario, aquí en Argentina. Esta promete ser una videoinstalación que potencie la serie con diferentes pantallas y sonidos que fui tomando durante mi viaje. Mi intención es salir del formato clásico del cine de exhibición para llevar la muestra a otros ámbitos, jugar con diferentes tecnologías y que el espectador pueda interactuar con ellas, veremos qué pasa a partir de allí y cuales sean los próximos pasos a dar.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn