Gran OM. Propaganda y Protesta

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La historia nos ha demostrado que en los momentos oscuros de una nación es cuando surgen las expresiones artísticas más significativas. Y aunque en nuestro país pareciera que vivimos en la perpetua penumbra, los esfuerzos de quienes no ignoran dichas condiciones y manifiestan el descontento ciudadano –incitando a la reflexión pero sobre todo a la acción– quedaran registrados como el legado de una sociedad que pareciera despertar de su cómoda somnolencia. Esta es nuestra realidad, son los años de la impunidad, la infamia, el descarado amorío entre gobernantes y crimen organizado, de periodistas y activistas asesinados; son los años de los 43 de Ayotzinapa.

ayotzinapa-granom

No es novedad que en México se viva un clima de tensión, innegable, pero ha sido gracias al boom de las nuevas tecnologías que dicha circunstancia es mucho más evidente que en otras épocas donde los medios de comunicación pasteurizaban las noticias, según la instrucción del presidente de la república en turno. Desde el trágico Tlatelolco en 1968 hasta el levantamiento del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional en 1994, la información veraz se ha movido en los caminos de la clandestinidad tratando de evitar la represión de la autoridad judicial.

El poder que hoy nos brinda internet nos permite crear vínculos, acceder a una mayor apertura y constante flujo de información que no pasa por el filtro de Los Pinos, pero aun así hay mucho por hacer en esta era donde un tuit puede ser utilizado como llamada de auxilio y salvar la vida de una persona, o su sentencia de muerte.

tumblr_m4ia8rQc7Y1qfp19go1_500

El hastío es generalizado, las tareas diversas. Por un lado reconocidos rostros del mundo del espectáculo se muestran en videos reclamando justicia, algunos más han optado por ejercer a través de otros elementos –música, diseño gráfico, performance– su derecho a la libertad de expresión, exhibir la inconformidad. Ambos contribuyen en la escritura del capítulo de la historia de estos, los años que nos han tocado vivir.

Carteles, flyers, murales, y videoclips, son algunas de las herramientas que Gran OM utiliza para exteriorizar su insatisfacción. Su trabajo está presente en las marchas, redes sociales, y plasmado en paredes (quizás lo han tenido en las manos sin saber su procedencia).

tumblr_n6m7jhYBXy1r3jy3oo3_1280

Colorido grito revolucionario que invade las calles. Sin duda, la serie de obras artísticas más representativa de las movilizaciones civiles en México del último lustro, la cual se inscribe dentro de una gran tradición en México, que puede rastrearse en los grabadores como Guadalupe Posadas. Gran Om trabaja en el territorio donde el arte y la manifestación política se entrecruzan.

Y fue precisamente sobre el papel del arte en la transformación social, música, propaganda y protesta; que tuvimos una enriquecedora charla con Gran OM.

Abraham Chavelas (Acapulco, 1979) es promotor cultural, productor de eventos, artista multidisciplinario, comunicador. Creador del tianguis cultural Hydro (2001-2011), mercado alternativo, urbano y juvenil, así como un foro cultural multidisciplinario, primero en su tipo en el puerto de Acapulco. Creador y coordinador del tianguis cultural Emergente (Acapulco 2013, 2014) espacio de encuentro de diversas expresiones artísticas. Sus piezas de arte sonoro han sido expuestas en lugares como Bargehouse/Oxo Tower en Londres, The Mexican Cultural Institute of New York, Recital Internacional Chilango-Andaluz en España, Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), entre otros. Ganador del Programa de Estímulo a la Creación y al Desarrollo Artístico de Guerrero (PECDA) 2015, disciplina: Medios Audiovisuales.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn