El estilo es inherente al ser humano: Hugo Lugo

hugolugo - El estilo es inherente al ser humano: Hugo Lugo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Durante el 2do. Festival de Arte Contemporáneo de Acapulco (FARCA), el artista Hugo Lugo (Los Mochis, Sinaloa, México, 1974) estuvo en el puerto impartiendo, del 19 al 24 de junio, el taller Lenguaje pictórico: procesos de creación y otros soportes. Artista que deambula por distintos medios y soportes, que va de la pintura a la instalación, pasa por la fotografía y el arte sonoro, Hugo Lugo reconoce que su motivación, sus inquietudes como creador tienen que ver más con él ámbito introspectivo: aspectos que determinan los miedos y anhelos esenciales del hombre frente a sí mismo, ensoñaciones, preguntas sobre la razón y el destino individual. Aprovechamos sus estancia en Acapulco para platicar con él una tarde de sábado. En la playa del hotel trabajadores se afanaban en limpiar los estragos que dejó el mar de fondo y grupos de turistas de ambulan de una extremo a otro del lobby llenando el aire de murmullos y gritos.

10337735_10153746962045432_2554078780578393084_n

T: ¿Cómo ha sido tu proceso para llegar a asumirte como artista?

H: Yo soy de la idea de que, para cualquier cosa a la que uno se dedique, debe uno de tomarse el tiempo necesario para estudiar y prepararse. Yo estudié arte como carrera y constantemente asistí a talleres y conferencias. Conjugar la preparación académica con la práctica artística ha sido mi camino. Llevo casi 20 años en esto. Poco a poco fui entrando el circuito, participando en concursos, en bienales, salones y exhibiciones de los mismos cuates. Estudiar arte no necesariamente significa estar en la academia: yo lo veo más como involucrarte ciento por ciento en ello, asistir a conferencias, exposiciones, rodearte día y noche de lo que te gusta.

T: Platícanos desde qué disciplina específicamente parte tu trabajo artístico.

H: Bueno, yo me considero artista multidisciplinario. Cuando me surge una idea busco la mejor manera para concretarla, y su la solución es la pintura, me voy hacia la pintura; si la solución es la fotografía, me voy hacia allá. Utilizo un lenguaje específico para decir o construir un sistema simbólico, pero llegado el caso este lenguaje puede trasladarse a otras áreas o disciplinas artísticas.

Ensayar la calma, Díptico, impresión digital alta calidad, 110 x 160 cm, 2011

T: ¿Cuáles son las preguntas que tratas de responderte al crear una obra? El cómo se resuelve con la técnica. ¿El qué cómo lo resuelves?

H: Mi temas, mis motivos, van muy conectados a la condición humana: la ética, el hacer o no hacer, la reflexión ante las cosas que nos causan asombro, la cotidianidad, buscar en lo mínimo un acto poético. Eso es lo que me mueve.

T: ¿Qué es para ti el estilo? ¿Como artista se tiene estilo?¿Tú tienes un estilo?

H: El estilo es inherente al ser humano. Cada uno de nosotros tenemos estilo para todo. Si te analizas, si te observas detenidamente, te darás cuenta que te cepillas los dientes de una manera, que te lavas las manos de cierta manera, que comes de tal forma. El estilo en el arte se da cuando el artista vincula completamente su vida con su trabajo. Si buscas un estilo en el arte, deliberadamente, creo que entonces estás haciendo diseño. También si buscas un estilo deliberadamente, puede ser que la obra se sienta fría o artificial. Para mí eso de buscar un estilo no tiene sentido, porque el estilo sucede. Lo mismo ocurre en la poesía o en la arquitectura. Yo creo que no hay que buscarlo, sólo tienes que ser honesto con lo que haces y se irá dando.

En el taller que di aquí en Acapulco dentro del FARCA, les decía a mis alumnos precisamente que no se enfrascaran en una búsqueda de estilo, que no se angustiaran con eso. Por otro lado les mencioné que no concentraran su energía en el tema, sino en el cómo se concretará ese tema, en la forma, en los elementos que constituirán la obra.

Iluminar lo olvidado, instalación, canoa de madera quemada y cubierta con grafito pulido, luz neón y carbón apilado, dimensiones variables, 2011

T: ¿Qué piensas de las nuevos caminos que han tomado los artistas para crear objetos artísticos, los nuevos caminos que se están transitando?

H: Se trata de las prácticas contemporáneas que nos ha tocado vivir. Los artistas están muy interesados en la multidisciplina y en la conceptualización. Ahora muchos artistas echan mano de otros artistas o artesanos que los ayudan a realizar la obra porque no tienen la habilidad pero tiene una gran idea. Yo no estoy en contra de estos nuevos caminos, quizá a muchos les pueda causar ruido. Por mi parte, yo trabajo en algunas ocasiones como lo haría un director de cine, con varios especialistas en distintos campos. Por ejemplo, el año pasado, estuve haciendo una pieza en Perú, la cual se hizo en colaboración con un músico. Yo tenía una idea, quería una pieza musical para una instalación y me acerqué a un compositor, le expliqué mi idea, para que él me ayudara a escribir una partitura que iba a ser interpretada por un trompetista. Creo que así sucede en la actualidad. Además , sucede otro aspecto, que va hacia el arte más joven, lo conceptual, que aborda asuntos más políticos, sociales.

T: ¿Cuál ha sido tu impresión de Acapulco? ¿Qué te ha parecido el Festival de Arte Contemporáneo de Acapulco?

H: Me sorprende el interés de los chavos de mi taller. Hay mucho interés, mucha hambre por aprender, por tener información. Te ponen mucha atención, preguntan. Se ve que algo puede suceder con ellos en el futuro. Advertí que casi todos comparten los mismos intereses y preocupaciones: parecía que los alumnos sentían la necesidad de hacer algo para ser mejores seres humanos, para cambiar ciertas cosas desde dentro, desde su familia.

Me parece muy loable el esfuerzo de toda la gente que realizó este festival, porque traer gente de fuera y organizar eventos durante varios días no es fácil, sobre todo en una ciudad que se está abriendo al arte contemporáneo, que de algún modo tiene este estigma de ciudad de paso, donde vienen turistas a consumir a divertirse.

Estudio para descubrir el origen, gouache e hilo : papel algodón calado, 75 x 55 cm, 2011

Hugo Lugo (Los Mochis, Sin., México, 1974) es artista multidisciplinario. Su obra ha sido expuesta en ciudades como Caracas, Ámsterdam, París, Ciudad de México, Bogotá, Hong Kong, Río de Janeiro y Singapur, entre otras. Sus premios incluyen la Beca Jóvenes Creadores del FONCA, el Premio Nacional de Arte Joven, y más recientemente, el premio de adquisición en la Bienal de Pintura del Museo Rufino Tamayo Arte Contemporáneo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn