Charlie Punketo

  • Gata bajo la lluvia

    unca han podido engañarme. Los noto desde lejos: si no es el tamaño de los pies, es el de las manos, el ancho de la espalda, la protuberancia en la garganta, pero algo siempre los delata. En ocasiones, incluso de cerca, su apariencia física ha estado a poco de engatusarme, pero un matiz en la […]