Ruth Castro

  • Una cosa lleva a la otra

    lora todo el día. No puedo callarlo. Me desespera. Hay veces que quisiera apagar su llanto como sea, que deje de lloriquear y decir: “mamá teta”, “mamá pipi”. Si no fuera por él no estaría aquí. No sé dónde estaría, pero no aquí. Nunca fui buena para la escuela, jamás quería despertarme. Tenían que gritar […]

  • Ensayo: Con zapatos de tacón

    Con zapatos de tacón las nenas se ven mejor… que con zapatos de piso Bronco i algo habría que envidiar al género masculino es no tener que lidiar con la funesta presión social de usar zapatos de tacón. El calzado de los hombres, desde la infancia, tiende a lo tosco, a lo holgado; también a […]